Español

HABLAR CON UN CONSULTOR DE METABOLISMO 1-888-348-7352. ENVIO GRATIS $99+

El Poder del Metabolismo - Problema Personal

Secciones

Capitulo: Un Problema Gigante

Era un problema personal...

Desde muy joven tuve problemas con mi peso.  Siempre fui “gordito”. Estudié la escuela superior en una escuela militar de varones y allí los compañeros se mofaban de mí por mi obesidad. Me tenían un nombre no muy agradable (no se puede imprimir) que tenía que ver con una parte de mi cuerpo.  

Como era “gordito”, lento y pesado no participaba en ningún deporte de mi escuela.  Me acostumbré a la idea de ser un simple observador de los deportes.

La vida social que recuerdo de esa época estaba llena de rechazos, incluyendo el de las muchachas que bailaban conmigo solamente porque yo tenía mucha habilidad para bailar, aunque era “gordito”.  Más allá de lograr que bailaran conmigo se me hacía difícil iniciar una relación. De una forma u otra me sentía como un ser atrapado en grasa y con los años aprendí a aceptarlo como algo inevitable.

Por suerte tenía habilidades con la música. Aprendí a tocar el saxofón y de esa forma logré llamar la atención de algunas chicas.  Con el tiempo entablé una relación, me casé, tuve 4 hijos y continué mi vida profesional, pero siempre sintiéndome más “gordo” y pesado de lo común.

Unos 25 años después que dejé la universidad y empecé a trabajar había seguido poco a poco ganando peso. No solamente estaba 40 libras sobrepeso sino que, para colmo, mi médico, un amigo personal, me advirtió que mi presión arterial, mi colesterol† y mis triglicéridos† estaban fuera de control. Inclusive me advirtió que estaba a punto de desarrollar diabetes.

 

Estas advertencias tan severas de mi amigo y doctor me hicieron reaccionar y decidí hacer algo al respecto. Poco sabía en aquel entonces lo que me esperaba.

 

Busqué ayuda profesional.  Hice una dieta de controlar las calorías y bajé 20 libras de peso, pero pasando algo de hambre, porque esa dieta era una de esas dietas de siempre comer menos que lo que el cuerpo me pedía.  La “fuerza de voluntad” era un elemento vital para llevarla acabo.  Aunque ya había bajado 20 libras y sólo me quedaban 20 más para llegar a mi meta, eventualmente me quité de la dieta porque me estanqué en el peso y aunque hiciera la dieta simplemente no bajaba más. Me desanimé y la dejé. En los próximos 3 meses aumenté las 20 libras que había perdido y otras 10 o 12 libras más.  O sea, había rebotado como un yo-yo.

Unos meses después decidí tratar la dieta vegetariana y me volví vegetariano. Bajé de peso, pero nuevamente llegó un punto donde se estancó la pérdida de peso y me sentía débil.  Otra vez me desanimé y dejé la dieta.  En poco tiempo volví a aumentar lo perdido y algo más.

Tiempo después hice otros intentos, incluyendo ponerme a trotar (“jogging”), lo cual me hizo rebajar muchísimo. Hasta que un día tuve una lesión corriendo y dejé de correr.  El peso regresó para atrás “más rápido que ligero”.  

Mi propósito de bajar de peso se había vuelto una tortura constante. Aun así seguí intentando otras dietas y sistemas. Una de las dietas que traté fue la famosa dieta Atkins que era una dieta de comer sólo carne y grasa.  En esa dieta bajé muchísimo, 35 libras, pero un día me dio un mareo y desperté en la sala de emergencia. Después de ese susto algo me decía que una dieta de pura carne y grasa no podía ser algo saludable para mí.

Luego del susto con la dieta Atkins decidí que tenía que entender mejor el tema de mi metabolismo†. El deseo de bajar de peso se había convertido casi en una obsesión y no estaba dispuesto a darme por vencido.  Me di a la tarea de estudiar el tema del metabolismo y todo lo relacionado a la nutrición, digestión y cualquier otro tema que de alguna forma pudiera ayudarme a entender y resolver mi obesidad. El tema de la obesidad se transformó en mi “hobby” y mi único tema de interés fuera de mi familia y mi trabajo.

Recuerdo que estuve por lo menos 8 años leyendo e investigando TODO lo que pudiera conseguir sobre las dietas, la obesidad, el metabolismo, la biología del cuerpo, las células, la digestión y mil otros temas relacionados. Pasaba largas horas en Internet. Compré cientos de libros sobre dietas, nutrición y metabolismo.  Exploré los aspectos médicos de la obesidad para ver si era alguna enfermedad que me la causaba.  Estudié temas como la física nuclear y el magnetismo para ver si encontraba alguna pista que me ayudara.

La búsqueda de las causas y de las soluciones a la obesidad se convirtió en lo primordial en mi vida. Los temas de la obesidad y el metabolismo eran un verdadero reto para mí.  Salía de mi trabajo de ventas y me encerraba a leer y a estudiar.  Hacía anotaciones, abría archivos por tema, escribía mis pensamientos y conclusiones.  Hice experimentos con mi cuerpo tomando distintos suplementos y hierbas naturales para ver si daba con aquellos que me pusieran “flaco”.

Poco a poco y casi sin darme cuenta fui bajando de peso hasta perder las 40 libras de más que en un momento llegué a tener.  Para ese entonces mis análisis de laboratorio salieron todos normales.  La presión arterial se puso normal, los triglicéridos y el colesterol también. Pero, además de bajar de peso y recobrar la salud me di cuenta de que el
conocimiento de tantos temas relacionados a la obesidad me había transformado, ya que empecé a ver que en el cuerpo humano “todo está relacionado con todo”. Entendí que la obesidad no se podía vencer desde la única y limitada perspectiva de la comida.  Dejar de comer o comer menos no necesariamente resuelve el problema de la obesidad. Encontré que son múltiples factores los que reducen el metabolismo y causan la obesidad.  No es un sólo factor, la comida, como pudiera pensar alguien que fue educado como nutricionista.  Descubrí el METABOLISMO.

Mis conocidos y amistades observaron que bajé mucho de peso y muchos de ellos se interesaron en preguntarme qué hice para lograrlo.  Se me ocurrió escribir un resumen de mis descubrimientos y cada vez que alguien me preguntaba  cómo lo había logrado, simplemente le daba el resumen escrito de 7 páginas para que lo aplicara.  Pensé que dar el resumen escrito con mis recomendaciones para bajar de peso resolvía el problema de tener que explicar todo lo que había descubierto al respecto.  Fue una equivocación.  El resumen escrito le funcionaba a la gente pero también les abría otras múltiples dudas al respecto y siempre terminaban llamándome para hacer una “consulta personal”.  Esto pasaba quizá porque el tema de las dietas y el metabolismo es el tema más lleno de fracasos y desilusiones del planeta. La mayoría de la gente ha fracasado en varios intentos de bajar de peso.  Así que cuando leen algo que les ofrece esperanza se les revuelcan las mil y una contradicciones de lo que han leído y oído sobre el tema, más el recuerdo de sus propios fracasos al respecto.

El campo de la obesidad y el metabolismo es uno controversial, donde existen miles de distintos “expertos” con certificaciones, diplomas y títulos, y que curiosamente se contradicen los unos a los otros con abandono total. Mi observación personal es que el público en general termina en
un estado de confusión total al tener tantas opiniones expertas que se contradicen entre sí. Unos “expertos” hablan de calorías, mientras otros dicen que es la grasa, otros invitan al vegetarianismo y aun otros dicen que la obesidad es una enfermedad y pretenden tratarla con medicamentos.  Algunos aseveran que lo único que sirve es el ejercicio físico y aun otros que no tienen soluciones culpan todo el problema de la obesidad a los factores hereditarios. En fin, no existen soluciones claras.

La cantidad de gente que me llamaba para pedir mi ayuda seguía creciendo ya que algunos se habían dado a la práctica de sacarle copia a mi escrito de recomendaciones y pasárselo a sus familiares y amistades.  Cada vez me llamaba más gente e inclusive, me llamaban de sitios lejanos a donde había llegado una copia de mi escrito. Algunas de estas personas ya estaban en un estado de desesperación porque habían tratado todo y no encontraban una solución a su problema de obesidad.  Varias personas, sobre todo mujeres, ya estaban afectadas emocionalmente por el constante fracaso de sus dietas más las acusaciones y las críticas de los que no entienden del tema del metabolismo que les acusan de “glotonas”.

Las constantes llamadas y “consultas personales” me hicieron entender que había tocado una llaga.  La obesidad es un tema emocional lleno de fracasos, confusión e información incompleta. Decidí crear una empresa para dedicarme ayudar a estas personas a vencer su obesidad.  Fue casi una locura porque no tenía un título ni de nutricionista ni de doctor. Sólo tenía mis conocimientos y los buenos resultados que invariablemente obtenían los que me consultaban. Lo tomé como un nuevo reto y cree Natural Slim™ (www.rebajar.com). Le llamé a Natural Slim™ “el peso que se fue para siempre” porque mi intención es cambiar los conocimientos y el estilo de vida de los
miembros del sistema.  La experiencia me había demostrado que lo único que duraba para siempre era el CONOCIMIENTO. Decidí que Natural Slim™ sería un centro de conocimiento donde miles de personas se educarían sobre el tema de la obesidad y el metabolismo.  Aposté a que el conocimiento sería más valioso y útil a largo plazo que cualquier suplemento o comida congelada.  Aposté también a que el conocimiento sobre las causas de la obesidad y sus soluciones provocarían un cambio en las personas porque al saber sobre estos temas su conciencia les molestaría si no hacían lo correcto.  Fue una locura, pero salió bien, Natural Slim™ se hizo todo un éxito porque produce lo más deseado: RESULTADOS.

En mi propio caso habían logrado resultados que no solamente se reflejaban en mi peso y en mi cintura. Eran resultados que demostraban una mejoría significativa en mi salud.  Había dejado de ser un “gordo” cansado y sin energía para convertirme en alguien esbelto y lleno de entusiasmo. Había recuperado mi metabolismo y mi salud.


Algunos amigos me recomendaron que no les diera el conocimiento completo a los miembros del sistema Natural Slim™ porque si lo hacía ya no nos necesitarían.  Es lógico pensar que el que aprende su lección en la universidad eventualmente deja de necesitar los estudios universitarios. Me resistí a esa idea de restringir la educación a nuestros
miembros porque pensé que las cosas que había descubierto en realidad producían tan buenos resultados que los mismos miembros del sistema nos recomendarían a sus familiares y conocidos. Viendo las estadísticas nacionales sobre la obesidad, las cuales cada año van más en aumento, me di cuenta de que no me quedaría sin clientes potenciales en un buen rato.  Decidí darle a cada miembro de Natural Slim™ una educación completa sobre su metabolismo confiando en que, al ellos aplicarlo, los resultados positivos que producirían atraerían a otras personas que también deseaban bajar de peso y recobrar su metabolismo.  Por suerte, así fue. Natural Slim™ tiene más de 10,000 miembros y sigue creciendo. No hay verdad más grande: ¡los clientes contentos son la mejor publicidad!

Ahora, Natural Slim™ es un sistema completo donde la tecnología de recobrar el metabolismo y la energía del cuerpo se ha desarrollado a un punto óptimo y es casi imposible que una persona no baje de peso en el sistema Natural Slim™. Hoy en día decenas de médicos refieren a sus pacientes a Natural Slim™ cuando desean que bajen de peso de forma natural. Muchos de los médicos que nos recomiendan han sido miembros del sistema Natural Slim™ y vinieron a nosotros motivados por los resultados que veían en sus pacientes.

Tengo que decir que pienso que no existe ningún trabajo que provea más satisfacción que mi trabajo como Director Ejecutivo de Natural Slim™.  Constantemente tengo la oportunidad de ver cómo los miembros del sistema Natural Slim™ adelgazan y mejoran su salud tan notablemente que en muchos casos ya no necesitan usar medicamentos recetados.  Casi todas las semanas vemos diabéticos que ya no necesitan inyectarse insulina y personas que estaban muy débiles y enfermas que hoy en día han recobrado la totalidad de su salud.  El trabajo en Natural Slim™ es un trabajo muy gratificante, lleno de las grandes satisfacciones de poder ayudar a otros.   

Este libro, El Poder del Metabolismo, está orientado a todas aquellas personas que deseen tomar el control de su peso de forma natural y saludable.  Si usted desea reducir su talla de ropa este libro definitivamente le ayudará.  Si desea mantenerse en un peso adecuado, aquí encontrará las verdades que le permitirán hacerlo. Pero, en honor a la verdad, debo decir que para las personas que han experimentado muchísima dificultad para bajar de peso es posible que se requiera una ayuda intensiva y personalizada como la que provee Natural Slim™, donde nos especializamos en “casos difíciles”.  Por ejemplo, en Natural Slim™ hay tratamientos naturales contra hongos y parásitos que no se pueden proveer en un libro y hemos visto que algunas personas no pueden bajar de peso porque sus cuerpos están severamente infectados de organismos parasíticos. Natural Slim™ ofrece ayuda hormonal natural para aquellas damas cuya menstruación irregular refleja un desorden hormonal.  En algunos casos las personas no bajan de peso porque tienen problemas digestivos y ese es otra área en la que Natural Slim™ ofrece ayuda. Por otro lado, Natural Slim™ provee un seguimiento y una motivación personal que resultan vitales para las personas cuyos múltiples fracasos les han reducido la autoestima y la perseverancia.  Si un ser fracasa demasiadas veces en su esfuerzo por bajar de peso tiende a darse por vencido con demasiada facilidad porque se les han violado sus esperanzas demasiadas veces.  Es la naturaleza humana.

Entonces, este libro comunica unas verdades que producen unos beneficios palpables en las personas que las practican. No se garantizan los resultados porque no sería honesto garantizarlos.  Hay personas que tienen condiciones de salud que dificultan el adelgazar. Lo que sí se garantiza es que estas verdades han sido aplicadas por más de 10,000 personas con resultados excelentes y a veces excepcionales para la gran mayoría.  Si aún después de aplicar estos datos a su nutrición, y a su vida, usted nota que su cuerpo simplemente se resiste a bajar de peso convendría que usted reciba una orientación gratis del sistema Natural Slim™ (www.rebajar.com), que ofrece una ayuda personalizada más completa, lo que generalmente logra buenos resultados aun para los “casos difíciles”.  

Estos temas, obesidad y metabolismo, eran un “problema personal” que yo tenía. Hoy en día son mi vida y me llenan con la enorme satisfacción de haber ayudado a miles de personas a salir de esa trampa de grasa llamada “obesidad”. Definitivamente, no existe mejor satisfacción que la de ayudar a otros.